TRATAMIENTO COVID-19 CORONAVIRUS EN CASTELLÓN

El contexto sanitario actual nos presenta un panorama al que estamos poco acostumbrados. La aparición de un nuevo virus del cual aún nos queda mucho por conocer, nos plantea nuevos retos en el sector de la sanidad ambiental. El SARS-CoV-2, comúnmente conocido por el coronavirus causante de la enfermedad COVID-19 se ha expandido rápidamente por gran parte del mundo y nos afecta directamente.

Este virus se transmite de persona a persona a través de las secreciones respiratorias que expulsamos al toser o estornudar, o incluso a veces al hablar. Hay que recalcar que el medio de transmisión del virus son estas partículas que por gravedad terminan depositándose sobre las superficies. Cuando estas partículas que contienen el virus entran en contacto con las mucosas de otra persona, principalmente a través de las manos, es cuando se produce el contagio. Es por ello que realizar una correcta limpieza y desinfección de las superficies es de vital importancia para mitigar la expansión del virus.

Ante esta situación, Stoplagas Sanidad Ambiental, apoyándonos en nuestra amplia experiencia en el sector de la sanidad ambiental, estamos ofreciendo desde el primer momento nuestros servicios de desinfección y asesoramiento sobre las pautas y protocolos a seguir en cada situación tanto a particulares como a empresas y administraciones públicas.

Para los tratamientos de desinfección frente al COVID-19 que realizamos tanto en interiores como en exteriores utilizamos productos biocidas TP2 incluidos en el listado de virucidas emitido por el Ministerio de Sanidad. Estos productos desinfectantes están autorizados y registrados en España y han demostrado eficacia frente al virus atendiendo a la norma UNE-EN 14476. La técnica de aplicación variará en función de las características de la instalación o espacio a tratar. Habitualmente aplicamos virucidas líquidos por pulverización o nebulización.

Recordad que es importante pedir asesoramiento a los profesionales del sector a la hora de elegir el método de desinfección más adecuado a vuestras necesidades. No nos dejemos llevar por publicidad o información extraída de fuentes no contrastadas ya que existen productos y metodologías de desinfección en el mercado sin estudios que avalen su eficacia frente al SARS-CoV-2. Siempre acudid a fuentes oficiales. La mala praxis en el campo de la desinfección puede tener consecuencias graves para la salud de las personas.

Del mismo modo, para la realización de este tipo de tratamientos es necesario que la empresa aplicadora esté dada de alta en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas (ROEBS). Nuestro registro en el ROEBS nos permite aplicar biocidas para llevar a cabo las desinfecciones por COVID-19 bajo la autorización y la conformidad del Ministerio de Sanidad. Esto quiere decir, que ejercemos estos servicios tomando todas las medidas de seguridad adecuadas garantizando la eficacia de los tratamientos. Así mismo, nuestros técnicos especialistas van equipados con los equipos de protección individual adecuados a la peligrosidad de los productos utilizados.

Por tanto, como profesionales del sector tenemos el convencimiento de que debemos velar por la salud y la seguridad de las persona. Aplicando todos nuestros medios materiales, nuestra experiencia y con el trabajo diario del equipo de profesionales que formamos Stoplagas, estamos convencidos que venceremos esta lucha.